Ventajas de la telemedicina

Durante los últimos años, la telemedicina se ha convertido en una poderosa herramienta de diagnóstico y seguimiento clínico. Como respuesta a la creciente demanda de los servicios sanitarios por parte de la población actual, representa una alternativa eficaz a la consulta presencial; sobre todo cuando las circunstancias personales del paciente le impiden o dificultan el desplazamiento al centro hospitalario.

No obstante, es importante destacar que además de eliminar las barreras geográficas, la telemedicina también acorta la distancia entre médico y paciente, convirtiendo su relación en un intercambio colaborativo y participativo. El tratamiento de las enfermedades crónicas y su seguimiento a través de videoconferencia trae consigo un ahorro de tiempo considerable para ambos, disminuyendo asimismo el flujo de pacientes en los hospitales y centros de atención primaria. Los servicios disponibles en portales como doctor Up dan acceso al paciente en todo momento a su historial médico, permitiéndole entre otras cosas agendar citas de forma telemática, intercambiar documentos con su médico o revisar sus recetas; evitando de esta manera desplazamientos innecesarios.

Sus múltiples ventajas hacen de la telemedicina un valioso recurso al que acudir durante los periodos vacacionales y una opción más que recomendable durante el resto del año, tanto por su rapidez como por la cercanía en el trato con el profesional. Superada la barrera de la distancia, la telemedicina también abre la posibilidad de ofrecer servicios de salud de calidad y preservar la seguridad de los pacientes de las zonas más remotas, poniendo a disposición de sus comunidades un gran número de especialidades médicas.

Telemedicina y medicina general

En la actualidad, es posible atender la mayoría de las consultas que se realizan a diario en centros de salud a través de entornos digitales como la plataforma doctor Up.

Estos son algunos de los servicios disponibles en su portal:

  • Agenda de citas e histórico de consultas.
  • Acceso en todo momento a datos e historial médico.
  • Prescripción y revisión de recetas.
  • Intercambio de documentos con el médico.
  • Seguimiento personalizado (actividad física, ritmo cardíaco, sueño, etc.).

Frente a otras alternativas como el correo electrónico o el chat, la videoconferencia en directo permite crear una experiencia más personal para el paciente durante la consulta, garantizándole en todo momento la protección de sus datos.

Leer más
Abrir chat